1 may. 2011


Estas vacaciones me he ido a Salou con Maria Rincón.

Un día fuimos a un mirador que había en la playa, por la noche nos íbamos un rato a andar por la playa.

Al día siguiente fuimos a unas rocas que te salpicaban las olas.
Me encantaba ese mirador era super chulo.

Un día por la noche íbamos saltando de piedra en piedra y Maria casi me tira al agua.

El día mas caluroso que hizo en Salou me metí en una fuente que era como un laberinto de agua y en otra que había un puente.

Otra noche fuimos a la fuente luminosa de Salou y había música, imágenes y luces de colores.

Otro día fuimos a un restaurante y me compré una estrella que parecía Patricio.

FIN.

3 comentarios:

blogotero dijo...

¡Genial, Andrea!

¡Qué envidia de vacaciones! El lunes os cuento yo las mías, que han sido de lo más accidentadas...

¡Ah! Y la entrada está muy bien escrita. ¡Enhorabuena!

Andrea G. dijo...

Gracias José Ángel pero yo voy a Lumbier.

blogotero dijo...

Pues ya os lo contaré a la vuelta...

¡Que lo paséis bien!